Principios Guías y Objetivo de IDEXX

 

 
Principios Guías
 
Lograr y mantener el liderazgo en el mercado

Combinamos un deseo profundo por lograr el éxito con la pasión y la habilidad que nos permiten ser líderes en nuestros mercados.

Gozamos de un éxito financiero excepcional y sostenido al ofrecer un valor añadido inigualable a nuestros clientes y empleados de todo el mundo.


 
Superar las expectativas de nuestros clientes

Colocamos las necesidades de nuestros clientes en el centro de todas nuestras actividades y ofrecemos un servicio de atención al cliente y formación inmejorables.

Escuchamos de manera activa y reforzamos los vínculos con nuestros clientes para establecer una colaboración mutuamente beneficiosa y duradera.


 
Facultar y recompensar a nuestros empleados

Interactuamos con confianza, respeto y honestidad, dando especial valor a la accesibilidad, la colaboración, la comunicación abierta, la toma de decisiones transparente y la responsabilidad individual.

Ofrecemos a nuestros empleados diversas oportunidades para aprender, contribuir y beneficiarse en base al mérito, los resultados y los valores.


 
Innovar con inteligencia

Prevemos y detectamos las necesidades no cubiertas de nuestros clientes y ofrecemos productos y servicios simples e intuitivos, que cuentan con la más alta calidad y brindan el mayor de los beneficios al cliente.

Buscamos inspiración tanto en nosotros mismos como más allá de la empresa y contamos con la flexibilidad y la visión necesarias para incorporar las mejores ideas y tecnologías, independientemente de donde procedan.


 
Cultivar el espíritu empresarial

Nuestro éxito se basa en las prioridades compartidas y en nuestra capacidad para reconocer y capitalizar las nuevas oportunidades en nuestros mercados.

Alentamos la iniciativa, la creatividad y la aceptación de riesgos bien fundados, todo ello combinado con un compromiso común por realizar una planificación cuidadosa y una ejecución disciplinada.


 
Aportar a nuestras comunidades

Realizamos nuestro trabajo de acuerdo con las normas éticas más exigentes, el cumplimiento estricto de las leyes y regulaciones y el reconocimiento de nuestras responsabilidades medioambientales.

Somos ciudadanos de las comunidades en las que llevamos a cabo nuestra actividad y contribuimos a la salud y a la calidad de vida de esas comunidades.